E-mail directo

 






 



Los cetáceos son mamíferos que se adaptaron a una vida marina, como las ballenas, delfines y marsopas. Sus ancestros son mamíferos terrestres y todos tienen la característica de tener sangre caliente y respiración pulmonar. Estos son los únicos mamíferos acuáticos que no salen jamás a tierra. Si lo hacen es sólo por segundos y si no pueden volver rápidamente al agua, no tardan en morir. Sufrieron varias modificaciones para pasar de una vida terrestre a una vida completamente acuática: 

- No se puede distinguir el cuello. 
- Sus extremidades anteriores se han minimizado a dos aletas y sus  miembros   
  posteriores desaparecieron por completo, formándose una cola o una aleta    
  caudal que utilizan para la locomoción.
- Han perdido el pelaje.
- Todos poseen una capa subcutánea de grasa, que los protege de la frialdad   
   del agua.
- Su nariz no se halla más en la parte frontal del cráneo, sino que sufrió un     
  cambio de lugar hacia la parte superior de la cabeza.
- Ha perdido por completo su papel como órgano de olfato y solo sirve para la    
  respiración.
- Sus aberturas reciben el nombre de espiráculos. 
- La reproducción también tiene variantes, ya que la cópula, el parto y el      
  amamantamiento ocurren dentro del agua.
- No tienen oídos externos, y las glándulas mamarias, los genitales y la   
  abertura anal están reducidas a hendiduras. 
- Las hembras nunca tienen más de dos mamas.

Los cetáceos vivientes se distribuyen en dos subórdenes muy diferentes: los odontocetos, y los misticetos, ambos con numerosos representantes en las aguas sudamericanas. Odontocetos : este es el grupo que tiene la mayor cantidad de especies entre los mamíferos marinos. Está formado por 9 familias y 68 especies. Su principal diferencia con los misticetos, es la presencia de dientes. Poseen además un solo espiráculo; su cráneo es asimétrico y poseen 7 vértebras cervicales. La mayoría de ellos son gregarios, se agrupan en grandes cantidades de animales de la misma especie, formando grandes manadas. Se comunican generalmente por medio de sonidos, que utilizan muy eficientemente a través de un complicado sistema de alta frecuencia. Envían sonido para estimar la posición de determinados objetos, en forma de ecos (similar a los murciélagos) que luego analizan en su cerebro. La presencia de dientes, nos da la pauta de que se trata de especies carnívoras y su dieta se basa en calamares, peces, y en algunos casos, como la orca, que además de esto incluye otros mamíferos y aves marinas. Entre ellos se destacan: ballena blanca, cachalote enano, cachalote gigante, delfín del norte, orca, falsa orca, ballena picuda, delfín común, marsopas, entre otros. Misticetos: están formado solo por tres familias. Carecen de dientes y en su reemplazo poseen barbas córneas, cuya función es capturar alimento en el mar, actuando como filtro. Poseen dos espiráculos; el cráneo es casi simétrico; el esternón es una sola pieza. Algo que llama poderosamente la atención es, que a comparación de su tamaño (llegan a tener 30 metros de largo y pesar 120.000 Kg.), su dieta se basa en krill que tienen un tamaño de 1 cm. El motivo de esto es que existe una gran cantidad de krill en los océanos, teniendo estos pequeños animales una alta capacidad para reproducirse y un alto contenido proteico. Así, las ballenas con barbas, tuvieron que formar una estructura en la boca que le permitiese filtrar grandes cantidades de krill o pequeños peces. Entre ellos: ballena franca austral, ballenas grises, rorcuales. 


Ballena Franca Austral (Eubalaena australis)

A partir del mes de mayo, comienza a llegar al Golfo Nuevo la BALLENA FRANCA AUSTRAL. La ballena franca austral es una de las 11 especies de grandes ballenas que existen en el mundo en la actualidad. A esta ballena por su lentitud al desplazarse, por flotar al estar muerta y por su alto contenido de aceite, se la consideró como la ballena "francamente" ideal para cazar, de ahí su nombre: Ballena Franca. Su cuerpo es curvado y carece de aleta dorsal. La cabeza ocupa el 25% del largo total de su cuerpo. La misma está cubierta por callosidades que le da patrones distintivos y que han sido usadas por los investigadores para reconocerlas individualmente mediante fotografías aéreas. Estos callos tienen forma, tamaño y posición distinta entre cada individuo. En los mismos se encuentran muchos invertebrados marinos tales como gusanos parásitos, ciamidos, dientes de perros, entre otros. Tener la forma de reconocerlos individualmente nos permite saber cada cuanto tiempo viene una hembra a un lugar, su cría, cuanto tiempo viven, en que lugar se reproducen, etc. Son de color azul muy oscuro casi negras. Su aliento es expulsado en forma de "V" por dos espiráculos. Este puede llegar a tener 5 mts. de altura y se asemeja a un chorro. Este chorro es una nube de vapor producida por la condensación cuando el aire húmedo y seco de la expulsión toma contacto con el aire frío del exterior. Bucea por 10 a 20 minutos continuos o más, resopla en forma frecuente y sale a la superficie entre 5 a 10 segundos para respirar. Se desplaza a 5-8 Km./h., en forma lenta, pero sus movimientos son muy metódicos, pareciendo, muchas veces, acrobáticos. Suelen realizar saltos y cuando caen, el sonido puede escucharse a mas de 1 Km. de distancia. La ballena franca austral no es una especie gregaria; se la encuentra en pequeños grupos durante la época de alimentación, luego, al llegar a Península Valdés los grupos crecen. Son sociables, se las puede ver nadando con otros cetáceos. Existe una gran interactividad entre las madres y sus crías, en comportamiento de aprendizaje. Los movimientos más fáciles de identificar son: · saltos, cuyo significado todavía no se ha descubierto, · la navegación o sailing, cuando sacan la cola fuera del agua durante un tiempo prolongado, · espirando, cuando sacan la cabeza fuera del agua, · y los golpes de aleta. La ballena franca austral viene a Península de Valdés para cumplir su ciclo de reproducción, parir y criar a los ballenatos en aguas templadas, de poca profundidad, seguras, al asilo de las tempestades. Las hembras llegan a la madurez sexual entre los 5 y 8 años siendo su longitud aproximada en ese momento de 13 metros. Los machos son más pequeños que las hembras: 12 metros de longitud en estado adulto con un peso de entre 50 y 55 toneladas; y los ballenatos nacen con 5,5 metros y crecen 3½ cm. por día, durante los primeros meses de vida, gracias a la nutritiva leche materna. Luego del primer año crecen 2 cm. diarios y después el crecimiento disminuye. La hembra tiene una cría cada 3 años, la gestación dura 12 meses y el ballenato es amamantado durante 2 años. Los adultos comen por día 1½ tonelada de krill y plancton. Cuando se están alimentando. La boca de la ballena franca es enorme y encierra las barbas. Estas son placas rígidas de queratina -material similar al de la uña de los seres humanos- insertadas en la mandíbula superior y dispuestas a la manera de dos peines, uno a cada lado de la boca. Hay cerca de 230 barbas en cada lado, de las cuales las más largas miden hasta 2 metros. La parte interna de las barbas está desflecada en "pelos", que entrelazados forman el tamiz o filtro propiamente dicho. Para alimentarse la ballena avanza nadando con su boca abierta. El agua ingresa por adelante y sale por entre las barbas quedando retenidas las partículas de alimento. Las ballenas francas se alimentan principalmente de plancton: animales marinos diminutos que incluyen crustáceos y otros invertebrados. Las ballenas se alimentan poco en la Península Valdés. Para ello se alejan hacia lugares desconocidos aún en el Atlántico Sur en verano y otoño. Regresan en invierno y primavera para dar a luz y criar sus cachorros, llamados "ballenatos". Es común además observar en este período, animales solitarios y grupos de apareamiento. Conservación de la especie. La ballena franca es una de las especies de fauna de distribución mundial, que más cerca ha llegado a la extinción por la matanza directa que ha llevado a cabo el hombre. Al principio en pequeños botes, luego en veleros y más recientemente en buques factoría, fueron perseguidas en varios mares. Desde hace más de cincuenta años, la especie se halla protegida. La Ballena está Protegida por la provincia de Chubut en el Parque Marino Golfo San José y declarada Monumento Natural por el Congreso de la Nación Esta especie encuentra en aguas argentinas la seguridad que le fue denegada durante siglos. Durante el invierno y al comienzo de la primavera las ballenas francas abandonan las áreas de alimentación cercanas a la Antártida para dirigirse a aguas cálidas y calmas para reproducir. Estas ballenas fueron alguna vez una fuente importante de beneficios económicos ya que eran utilizadas para diversos fines. Actualmente son pocos los países que tienen permisos de cazarla, con la oposición y el desacuerdo de los países restantes. Fueron cazadas por los vascos a partir del siglo XI, por los noruegos y japoneses en el siglo XIV y a partir del siguiente siglo y por 200 años consecutivos su cacería fue intensiva. Primeramente fueron desbastando los ejemplares del norte y luego los australes. Se cree que antes del año 1800 había aproximadamente 100 mil ejemplares. En 1935 sólo quedaban 3 mil individuos. Actualmente existen de 3000 a 4000 ballenas franca austral, de las cuales 1.200 ingresan a reproducirse a Península de Valdés, encontrándose la mayor proporción en bahías, estuarios y penínsulas de Sudáfrica. La especie mas emparentada a ésta es la ballena franca del norte, siendo 350 la cantidad de ejemplares. Su número se considera tan bajo que es factible que se encuentre en extinción. El problema dejó de ser la cacería y paso a ser la falta de alimento (plancton), por lo que se está concientizando a la gente de la importancia de éste. Desde 1946 existe la CBI (Comisión Ballenera Internacional) y por este motivo el gobierno de la Provincia del Chubut, creó el Parque Golfo San José.


 
¿Desde dónde podemos verlas?

Se pueden observar estas ballenas desde las costas de Península Valdés entre los meses de Mayo a Diciembre, aunque son más abundantes en Septiembre y Octubre. Desde Puerto Pirámide se pueden realizar excursiones en lancha conducidos por personas autorizadas para la navegación con estos cetáceos. Nota: por ley de la provincia de Chubut 2381 Art. 1 se prohíbe toda actividad de acercamiento y/o persecución, navegación, natación y buceo con cualesquiera de las especies de mamíferos marinos y sus crías en las costas y mar de jurisdicción provincial durante todo el año calendario. Esta ley autoriza a los prestadores turísticos debidamente habilitados la navegación para la observación de ballenas únicamente en el Golfo Nuevo, con excepción del área intangible entre Punta Pirámide y Baliza 25 de Mayo. Si usted piensa realizar deportes náuticos, recuerde que debe dar salida en Prefectura Naval y atenerse a la ley 2381. Algunos detalles El ciclo reproductivo de los cetáceos. Los cetáceos tienen un ciclo vital similar a la de los demás mamíferos: nacen vivos, son amamantados por la madre, pasan un período "infantil", alcanzan la pubertad, se reproducen y mueren. Los machos presentan un ciclo reproductivo anual. En cambio, el ciclo de las hembras es prolongado: entre dos y ocho años según las especies. En todos los casos, este ciclo consiste en las etapas de ovulación, concepción, embarazo, nacimiento, lactancia y cría, con un período de descanso posterior. En la mayoría de las especies el ciclo no supera los cuatro años, aunque en algunos odontocetos y especialmente en las orcas puede llegar a los ocho años. El nacimiento ocurre después de varios meses de pregnancia, variables según las especies. En el caso de los odontocetos, el recién nacido nace de cola. En cambio, en las ballenas con barbas o misticetos, lo primero en salir es la cabeza. La cría crece muy rápidamente alimentada por la leche materna extremadamente rica en grasa (entre el 16 y 45 por ciento, contra el 3 a 5 por ciento en la leche de vaca). Después de las focas, las ballenas son los mamíferos con mayor velocidad de crecimiento. Muy pronto, las crías pierden el pelo que ostentaban al nacer. El ciclo de las ballenas migrantes del suborden misticetos transcurre entre las zonas invernales, cerca del Ecuador, y estivales, cerca de los Polos. La ovulación y la concepción tienen lugar en la época invernal, el embarazo transcurre en parte durante la migración hacia los polos, en parte en las aguas polares y finalmente durante el retorno hacia el Ecuador. Una vez en aguas cálidas se produce el nacimiento, la lactancia es cumplida durante la migración del año siguiente hacia las aguas polares y la crianza transcurre en éstas. Finalmente, el descanso ocupa el tiempo del nuevo periplo hacia la región ecuatorial. Las migraciones de la yubarta, la ballena gris y las ballenas francas tienen lugar cerca de las costas a lo largo de cientos y a veces miles de kilómetros. En cambio las ballenas de Bryde permanecen durante todo el año en aguas templadas, sin emprender migraciones.



Sub Páginas













































Web master

Todos los derechos reservados a madrynplanet © 2003